BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

sábado, 30 de julio de 2016

LUGARES HISTORICOS DE LA PERSECUCION CONTRA LOS CRISTIANOS EN NAGASAKI Y KUMAMOTO NOMINADOS A PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


El templo del "Milagro de Oriente" en Japón será nominado a Patrimonio de la Humanidad.

Tokio (Viernes, 29-07-2016, Gaudium Press) Un panel de expertos del gobierno de Japón incluyó los lugares históricos de la persecución contra los cristianos en Nagasaki y Kumamoto, los cuales incluyen el templo católico de Oura, donde se registró lo que el Beato Papa Pío IX calificó como el "Milagro de Oriente". El proceso de selección de los lugares por parte de la UNESCO concluirá en 2018, cuando se espera que los lugares sean incluidos en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La recomendación de estos lugares comenzó en 2015, pero en ese momento un comité de consejeros de UNESCO advirtió al gobierno japonés que la documentación anexada era insuficiente. Por este motivo, las prefecturas de Nagasaki y Kumamoto reformularon sus presentaciones siguiendo las sugerencias del Consejo Internacional sobre Lugares y Monumentos de enfocarse más en la relación de estos sitios con la persecución de los cristianos, un elemento insuficientemente expuesto anteriormente.
Si bien la lista de lugares que se someterá a evaluación desde febrero de 2017 incluye varios templos y lugares donde los cristianos se ocultaron durante la persecución del Período Edo (de 1603 a 1868), el más llamativo es el Templo de Oura, construido por los primeros misioneros franceses después de más de dos siglos de prohibición de la religión católica y expulsión de todos los misioneros.
Al concluir la construcción del templo, el 17 de marzo de 1865, el P. Bernard Petitjean encontró un grupo de personas frente al templo, quienes pidieron que se abrieran sus puertas. Cuando el sacerdote los guío dentro y se arrodilló frente al altar, una mujer le dijo "Tenemos los mismos sentimientos en nuestros corazones que usted. ¿Dónde está la imagen de la Virgen María?". Lleno de asombro, el sacerdote descubrió una comunidad de fieles, los Kakure Kirishitans, que transmitieron la fe de manera secreta, sin recurso a los sacramentos y debiendo ocultar sus oraciones, imágenes religiosas y otras manifestaciones de fe bajo la apariencia de elementos culturales y religiosos locales. Decenas de miles de creyentes salieron a la luz y el Beato Pío IX llamó "Milagro de Oriente" al extraordinario acontecimiento.
Con información de Japan Today.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/81008#ixzz4FvAngR4O

No hay comentarios: